“En este pueblo, y en general creo que en buena parte de los lugares, hay un sentimiento especial hacia el chumbo, es un producto del que me atrevería a decir que tiene algo de afectivo, y lo estamos recuperando”. Son palabras...